Los préstamos con garantía hipotecaria 

le dejan a usted pedir dinero prestado 

utilizando la equidad que tiene en su 

casa como garantía de pago. A menudo se 

puede pedir más prestado que con otros 

tipos de préstamo. En muchos casos, 

se puede deducir el interés pagado del 

préstamo en la declaración de impuestos, 

lo que reduce el costo actual aún más. 

La mayoría del interés que se paga, como 

para los préstamos para un automóvil o los 

préstamos personales, no es deducible.

Usted puede elegir entre:

 

Un préstamo con garantía hipotecaria, también 

conocido como una segunda hipoteca

 

Una línea de crédito contra la equidad de  

su vivienda

LOS PRÉSTAMOS CON 

gARANTÍA HIPOTECARIA

Con un préstamo con garantía hipotecaria, 

usted pide prestada una suma fija, por lo 

general con una tasa de interés variable, 

aunque algunos préstamos de tasa fija son 

disponibles. Usted paga el préstamo regular-

mente, como paga su hipoteca, y una parte 

del pago va hacia el interés y otra parte 

hacia el principal. Al terminar el plazo, o 

periodo de pagos, el préstamo es retirado.

Puede que usted tenga que pagar los 

costos del cierre, igual que con su primera 

hipoteca. Pero los prestamistas podrían  

ofrecer estos préstamos sin que usted 

tenga que pagar nada al principio como 

parte de un acuerdo promocional. Puede 

que le ofrezcan una tasa tentadora, o un 

periodo de tasas bajas, para animarlo. Si 

ése es el caso, el prestamista le tiene que 

decir el costo actual, o la tasa de porcen-

taje anual (APR en inglés), y cuando la 

tasa temporal termina.

LAS LÍNEAS DE CRÉDITO  

CONTRA LA EQUIDAD

Las líneas de crédito contra la equidad  

son de hecho unos arreglos de crédito ro-

tativo, y se utilizan más o menos como se 

utiliza una tarjeta de crédito. Su línea de 

crédito, o límite, es fija, y usted puede  

escribir un cheque para cualquier cantidad 

hasta el límite. Lo que pide prestado reduce 

lo que está disponible hasta que usted paga. 

Entonces puede utilizarla de nuevo.

Los términos de pago varían, y son detal-

lados en su acuerdo. En algunos casos usted 

comienza a pagar el principal e interés in-

mediatamente al utilizar, o activar, la línea. 

En otros, usted paga el interés solamente, 

con un pago total del principal debido en 

una fecha determinada. O puede ser que 

usted pague el interés solamente por un 

periodo específico, y entonces comenzar a 

pagar el principal también.

La mayoría de las líneas de crédito 

tiene un periodo de acceso, muchas veces 

de cinco a diez años, durante el cual usted 

puede utilizarla. El periodo de repago es 

más largo. Pagar rápidamente hace que el 

costo total sea menos caro.

LO QUE PUEDE PEDIR PRESTADO

Como regla general, usted puede pedir 

prestado hasta el 80% de la equidad acu-

mulada con un préstamo con garantía 

hipotecaria. Por ejemplo, si usted debe 

$75,000 para una casa valorada en $250,000, 

su equidad es $175,000. En la mayoría de 

los casos, usted podría pedir prestado hasta 

$140,000, o el 80% de $175,000.

Algunos préstamos con garantía  

hipotecaria, especialmente las con sin 

costos de cierre u otros pagos inmediatos, 

tienen un límite fijo, a menudo $50,000.

Cuando usted utiliza la línea de crédito, 

su equidad se reduce por la cantidad debida. 

Cuando usted paga todo, su equidad es res-

taurada. Sin embargo, si su vivienda pierde 

de valor durante el plazo del préstamo, usted 

todavía debe la cantidad prestada total.

LOS ATRACTIVO

  

Son fáciles de obtener

  

Las tasas son lo general  

más bajas que para los 

préstamos sin garantía

  

El interés es deducible de 

impuestos, aunque puede 

que haya un límite y otras 

restricciones. Consulte con  

su asesor tributario.

Los préstamos con garantía 

hipotecaria

Si usted necesita pedir dinero prestado, un préstamo con garantía 

hipotecaria ofrece por lo general las mejores tarifas más la ventaja 

de un descuento en los impuestos.

EL FINANCIAMIENTO PARA UNA CASA

EL FINANCIAMIENTO PARA UNA CASA