debería chequear su informe de crédito 

al sitio www.annualcreditreport.com para 

asegurar que no hay ningunos problemas 

potenciales que impedirían la aprobac-

ión de su solicitud. Si usted encuentra 

un error grande que podría dañar las 

posibilidades de una aprobación, procure 

resolverlo siguiendo las direcciones en el 

sitio web de la compañía que proporcionó 

el informe.

Entonces vaya buscando la tasa de 

porcentaje anual (APR) más baja ofrecida 

para el término de préstamo que usted 

quisiera. Si usted ya tiene una cuenta con 

un prestador potencial, querrá empezar 

con ellos, preguntándoles si usted pudiera 

recibir una tarifa preferencial.

PEDIR PRIMERO

El enfoque habitual para solicitar un 

préstamo es esperar hasta que se encuen-

tra la vivienda deseada y sólo entonces 

pedirlo, pero la pre-aprobación podría ser 

otra alternativa. Esto significa que usted 

solicitaría un préstamo hipotecario de 

antemano, antes de encontrar una vivi-

enda. El prestador le dejará saber si está 

dispuesto a aprobar la solicitud y cuánto 

está dispuesto a prestarle.

La pre-aprobación es a menudo una 

buena idea ya que le deja buscar con 

más confianza, sabiendo cuánto está 

disponible para gastar. La pre-aprobación 

también convierte a usted en un compra-

dor más atractivo, porque el vendedor ya 

tiene la confianza de un préstamo 

garantiza-

do. Pero 

hay hon-

orarios 

que pagar, 

como con 

cualquier solicitud de préstamo, así que 

usted no querrá seguir este camino hasta 

que esté seguro que quiere comprar.

Una otra manera es solicitar la  

precalificación. En este caso, un presta-

dor hipotecario confirma que usted será 

probablemente aprobado y por cuánto, 

pero sin un compromiso.

impuestos de bienes raíces más altos 

podrían significar un sistema de escuelas 

públicas mejor, lo que a la larga sería más 

barato que una escuela privada. Lo mismo 

es cierto acerca de tendrá la proximidad 

a transportación pública si usted viaja 

diariamente. Lo inconveniente es que las 

buenas escuelas y un buen transporte no 

necesariamente van de la mano.

Al final lo más importante es ser  

flexible para encontrar una vivienda que 

satisfaga todas sus necesidades finan-

cieras y personales. Igual de importante 

es esperar el momento adecuada.

EL PROCESO DE LA COMPRA

La mayoría de los compradores paga una 

parte del precio de la vivienda, llamado 

el 

depósito inicial, en efectivo, utiliza 

un 

préstamo hipotecario de un banco, 

cooperativa de crédito, banquero hipote-

cario, o algún otro prestador para cerrar  

o finalizar la compra.

Al menos seis meses antes de que 

usted quisiera solicitar un préstamo, 

(su $100,000 dividido por $300,000) aumen-

taría a 50% (su $100,000 más $100,000 

dividido por $400,000) Es decir, usted tiene 

que pagar todavía $200,000 para una vivi-

enda con un valor de $400,000.

Pero si el valor de mercado de su vivi-

enda se reduce a $250,000, su equidad 

se disminuye a 20% si usted todavía debe 

$200,000. Si el valor se reduce a un precio 

menos de $200,000, como podría suceder en 

una recesión grave del mercado, su equidad 

es 0%, y usted debe más de lo que la vivi-

enda vale. Esto se llama estar bajo el agua.

Aunque los valores de las propiedades 

no se cambian de un día a otro, usted tam-

poco paga el préstamo tan rápidamente. 

De hecho se requiere más de 20 años para 

pagar solamente la mitad de un préstamo 

de 30 años.

Los cambios de los valores de las 

propiedades no deberían asustarle: los 

cambios son a menudo favorables. Pero 

una pérdida posible es algo que siempre 

se tiene que considerar.

EL FINANCIAMIENTO PARA UNA CASA

EL FINANCIAMIENTO PARA UNA CASA